lunes, 28 de marzo de 2011

Apoyar a Cristina es mucho más que ganar una elección


Todavía circula la teoría sarmentiana del desarrollo capitalista asociado a la naturaleza genética de ciertas razas. Explicar que la antropología, a partir de los descubrimientos genéticos, ha dejado de lado el concepto de "raza" sería extendernos demasiado pero démoslo como válida la teoría racial como explicación del progreso para dar comienzo al post.

No hay que ser un genio para observar con claridad que la riqueza de la metrópoli vino de la mano del desarrollo industrial. Este proceso tuvo como epicentro Europa y fue en Inglaterra dónde se dio con el mayor grado de desarrollo. El "sajón", dirán, lleva en su naturaleza esta capacidad o cómo se pensaba en el XIX: España es el atraso,Inglaterra el progreso.

Tenemos por tanto dos modelos económicos que se explicaron dada la resultante natural de cada raza. El desarrollo industrial era producto de la "inteligencia congénita" de la raza sajona especialmente y, el modelo agroexportador, producto de la falta de inteligencia de los pueblos hispánicos.


Qué es lo que hizo, por tanto, que el sur de los Estados Unidos se enfrentara al norte por imponer un modelo agroexportador y esclavista si eran tan sajones como los otros? Los biologicistas en aprietos. Al mismo resultado arribamos si fundamos las causas en la "herencia cultural". Pareciera ser, según observa Milcíades Peña, que las circunstancias materiales tienen un papel preponderante en la diferencia de ambos modelos: "En América Latina los españoles –igual que los ingleses en el sur de Estados Unidos- encontraron productos fáciles de explotar en gran escala en el mercado mundial" cosa que no sucedió en el norte de los Estados Unidos. Al que le interese profundizar sobre este análisis puede leer "Antes de Mayo", Milcíades Peña.

La cuestión hasta aquí es que tenemos dos modelos de desarrollo que se enfrentan, el agroexportador por un lado y el industrial por otro. Tenemos que no hay causas genéticas ni de herencias culturales que motoricen el desarrollo industrial. Tenemos, y a esto quería llegar, el núcleo del conflicto de la historia argentina.

Nuestro país no ha logrado todavía superar esta antinomia, cuando se dice con sentido común: "en este país un gobierno deshace lo que el otro hizo y vuelta a empezar" se expresa un síntoma de esto o dicho de otra manera: el modelo que implanta la oligarquía porteña en el siglo XIX y continúa y se expresa hoy en el antikirchnerismo no ha podido llevar prosperidad a todos los sectores y rincones de la patria sino que más bien ha servido para el enriquecimiento de una minoría con la consecuente resistencia, expresada a lo largo de la historia a través de distintos métodos y variada intensidad, de las mayorías populares afectadas por la pobreza, la falta de perspectivas y las continuas crisis.

La explicación racial ha servido para justificarlo y explicarlo todo y especialmente, para naturalizar un modelo que ha tenido que recurrir desde el fraude y la mentira a las matanzas y el exterminio. Nosotros, el gran pueblo argentino, hemos sufrido un proceso de colonización a partir de la revolución de mayo, ya no por parte de una potencia extranjera sino por parte de una elite nativa. Hoy no se trata solo de ganar las elecciones, se trata, además, de ganar nuestra independencia.

sábado, 19 de marzo de 2011

Dear Prudence

Mis comentarios respecto al manejo que Aníbal Fernández había hecho acerca de los sucesos del parque Indoamericano hizo que muchos compañeros  me acusaran de “divisionista”. Tuve que defender al compañero Luis Delia acusado también de “funcional” por sus entrecruces con Scioli. Ayer, salí en defensa del compañero Hugo Moyano tras el ataque de una serie de compañeros que terminaron alineados con Clarín en contra del “morochaje”.

La estrategia divisionista de Clarín fue buena, sacudió durante 24 hs el corazón de la unidad nacional y popular. El kirchnerismo blanco y culto lo leyó sin filtro, los soldados de Cristina fueron por un momento soldados de Magneto. Los “leche hervida” de la CGT respondieron a la provocación sin la calma necesaria para pensar la estrategia, Magnetto no debía poder creer lo bien que todo le salía. El fogoneo de Clarín hizo mecha en los prejuicios de clase de unos y el carácter tempestivo de los otros. 

Pocas horas después llega el cable de la embajada Suiza: a Moyano no se lo estaba investigando. Otra mentira de Clarín. Si la CGT se hubiera tomado unos días para “pensar”, “conocer el terreno”, “evaluar la situación” hubiera terminado en un gran rédito político para su líder y a su vez,  ante la “opereta” puesta en evidencia, los clasistas compañeros de la clase media no les hubiera quedado otra que encuadrarse en la defensa de Hugo Moyano.

“Fácil pensarlo después de los hechos” me dirá algún compañero  pero yo quiero marcar solamente el error estratégico: pudiendo hacerlo, no tomarse el tiempo suficiente para evaluar la situación termina en una falla táctica grave. Sin estrategia y unidad nos jodemos todos. Otro error estratégico de los trabajadores sea quizá el hecho de sobrestimar la propia fuerza y subestimar la del contrario. Perón nos enseñó que sin la unidad de los sectores no hay poder.  

Por otra parte un amplio sector de la militancia Cristinista no se detuvo a pensar en lo básico: “por qué el grupo hegemónico ataca impiadosamente a una de las líneas más importantes del movimiento”. Por qué un grupo ilustrado, cuyos conocimientos y capacidad de lectura de la realidad y de los medios representantes de lo peor del mercado comete un error tan serio al  alinearse  con el enemigo operando como línea táctica de este  sino por puro prejuicios de clase.

Los de siempre ya saben dónde atacar, encontraron los prejuicios de clase, la intempestiva de los trabajadores. Esta es la línea por la que van a transitar sino somos capaces de mostrar unidad. Estrategia compañeros, ganar las elecciones es nuestra meta y …“no nos enrosquemos en discusiones bizantinas”…

martes, 15 de marzo de 2011

Macri es Macri


El gobierno de Macri endeudó a la ciudad en 300 millones de dólares en el 2010 con una altísima comisión y a una tasa anual del 12,5 % para construir subtes. Como no existía proyecto alguno para estas obras el dinero se movió a educación y a AUSA donde tampoco fue ejecutado. La alta tasa hace que la Ciudad de Buenos Aires tenga que pagar en conceptos de intereses 59.375.00 millones de dólares (235 millones de pesos) al año lo que equivalen a más de lo que el gobierno del PRO destina a educación y vivienda (107 millones de pesos en el 2010 y 74 millones de pesos respectivamente). En el presupuesto 2011 Macri prevé un nuevo endeudamiento esta vez por 483 millones de dólares (1935 millones de pesos). De concretarse 1200 millones son para pagar los intereses de la deuda ya contraída y 735 serían para nuevas obras pero cerremos el círculo: en conceptos de comisiones por esta toma de duda se habla de un monto de 50 millones de pesos. Macri es Macri.

miércoles, 2 de marzo de 2011

El viejo truco de obtener claves de email, homebanking, tarjetas de crédito etc


Un post no habitual en este blog pero me da cierta bronca este tipo de trampas así que espero les sea útil. En breve volvemos a la habitual posteada política.
Hace un rato recibo un email de “Visa” anunciándome la suspensión de mi cuenta. En mi caso no tengo tarjeta de crédito y por lo tanto no tengo Visa así que estoy fuera de peligro pero conozco gente las tiene y me daría mucha bronca que cayeran en esta vieja trampa. Todo el mundo cree que el hacker es una especie de “elegido” que se mete en las máquinas como Keanu Reeves en Matrix no pudiéndose hacerse nada al respecto pero hay mucha película en esto. Uno de los más grandes hackers de la historia obtenía claves haciéndose pasar por un ejecutivo que llegaba a las oficinas a “supervisar”. Así hackeo a la Bell norteamericana.  Bien vestido, con un portafolios y cara de supervisor. Digamos el hacker apela a la ingenuidad del hackeado para obtener claves. 

El viejo truco de obtener una clave. En el mail de “Visa” que me llega podemos ver que el remitente está efectivamente con  un dominio de Visa:  Visa <informacion@visa.com.ar> . No voy a entrar en detalles técnicos pero esto es simple de hacer y sin contar con un conocimiento profundo de informática. En este caso nuestro estafador eligió información@visa.com.ar pero pudo haber escrito macri@pro.org o lalala@lalalala.com. El remitente de un mail no garantiza nada!

El subject del mail dice: Su cuenta ha sido suspendida”. Luego tenemos el cuerpo del email con la gráfica institucional de Visa y hasta el mismo tipo de tipografía. En el texto explica el problema: 

“Estimado Cliente: Visa Home esta constantemente trabajando para su seguridad,
hemos notado una serie de irregularidades en su cuenta en
los ultimos días y tuvimos que suspender el acceso a su cuenta temporalmente,
para reactivar su cuenta por favor dirijase a https://inetserv.visa.com.ar/vhs/app/Login.po
Y llene los campos necesarios, esto hará que restablezcamos
su cuenta lo antes posible.
Lamentamos las molestias.
Merlina Irigotia, Departamento Legales, Visa Argentina”

Como podemos apreciar el texto tiene algunas faltas de ortografía cosa que por lo general no tienen los bancos en sus textos institucionales ni en los mensajes a sus clientes aunque, claro, no es garantía de nada. El que lo redactó pudo haberlo hecho bien o Visa cometer algún error de ortografía.  

Cuándo nos dirigimos al link https://inetserv.visa.com.ar/vhs/app/Login.po fíjense que nos dirige a una página http://www.galerialoscaracoles.com/suspencion/ , la página está diseñada como el sitio para clientes de Visa y por fin encontramos el formulario dónde el estafador nos pide los datos de la tarjeta. En este caso es fácil darnos cuenta pero bien el dominio puede ser muy parecido a los de Visa e incluso utilizar un servidor https para hacerlo más creíble. 

Pues bien, llegamos al momento más esperado por el estafador: el usuario ingenuo, acostumbrado a que los bancos le quieran sacar siempre con alguna excusa  alguna moneda “INGRESA” dándole todos los datos de su tarjeta a un extraño que nada tiene que ver con Visa. 

Nunca un banco, tarjeta de crédito, sistemas gratuitos de email etc les van a pedir sus claves en un email con la excusa de “activar cuentas”, “resolver problemas”, “caducidad”, “reactivación” etc.
El truco es viejo y se usa por lo general para obtener claves de email. Siempre ante la duda es preferible llamar por teléfono y tampoco paranoiquearse, leer los instructivos y lo referente a seguridad que siempre ponen al alcance los homebankings y seguir las directivas de estos.  

Cuerpo del email
Página web con el formulario


Related Posts with Thumbnails