miércoles, 6 de abril de 2011

La columna vertebral de la dictadura

¿Se puede establecer una dictadura sangrienta sin el apoyo incondicional  de la prensa? ¿Acaso aquellas editoriales no asesinaban? Chiche Gelblung, Mariano Grondona, los Mitre, Magnetto, Ernestina Herrera de Noble, Joaquín Morales Solá, por nombrar algunos fueron tan criminales como Videla o dicho de otra manera, a la manera peronista, fueron, sin más, la columna vertebral de la dictadura. En los 80's contribuyen a derrocar a Alfonsín y brillan con esplendor con el más grande traidor de la historia del peronismo. Hacen negocios millonarios, se enriquecen con los negociados, presionan, imponen, cohersionan,  diversifican el capital, la ruleta financiera la manejan ellos, siempre cae la pelotita en el rojo Clarín. Por supuesto a ellos no los agarra el corralito ni cobran en Lecops.

Magentto gobierna: ningún presidente le resiste cinco tapas. Compran jueces, lo compran todo, ellos están por sobre la ley. Si pensamos que el poder está en la Rosada pensamos mal. Esta es la concepción del troskaje: el Estado es el poder, desde allí, creen, se lo decide todo. Si el Estado es un leviatán Clarín es un buque ballenero. Uno de los tantos en una enorme flota aglutinada. Los Estados o son presa de la depredación o tratan de moverse esquivando los arponeos. El poder gobierna con la economía, los Estados lo hacen con la política. Recordemos: hace apenas una década eran más importantes los ministros de economía que los presidentes. Cavallo trasciende el menemismo. La economía gobierna, se impone sobre la política y es esta la herramienta de los pueblos. Subordinada esta a la economía, los pueblos pierden su soberanía y la economía los depreda. Gerorge Canning en el siglo XIX ya lo sabía: que tengan su bandera, su escudo, su himno, los dominaremos con el comercio!

"Achicar el Estado es agrandar la Nación" decía una calco de la época de la dictadura que adornaba las lunetas de los autos de la clase media. Cómo llegaba esta calco a una luneta de alguien común y corriente sin la práctica formadora de la columna vertebral del régimen desaparecedor. Régimen es la palabra que utilizan hoy para atacar al Estado, para atacarla a Cristina Fernandez quién no hace más que intentar, porque poner al servicio ya sería utópico en este mundo de hoy, hacer menos brutal a la economía. 

Hoy la columna vertebral del régimen sanguinario del 76-83 levanta las banderas de la democracia y de la libre expresión. Desde sus púlpitos los zocaleros y analistas como Tenembaun y tantos otros se horrorizan con una protesta gremial que tapa una boca de expendio. ¿Pensará Tenembaun que ese suelo en donde se para para arponear al pueblo y su Estado está lleno de cadáveres? ¿Pensará que esas paredes que lo cobijan esconden el aterrador aullido de la tortura? ¿Tanto es lo que le importa la guita a Jorge Lanata para "pasar por alto" esto que él conoce tan bien? Verlos rasgarse las vestiduras por la "democracia", la "libertad de prensa" es de una hipocresia tal que sólo podría compararlo imaginando a Videla acusando a las Madres de Plaza de Mayo de genocidas.

1 comentario:

Greta dijo...

Muy bueno, Emiliano. Excelente post. Ya te sigo.

Greta

Related Posts with Thumbnails