jueves, 29 de diciembre de 2011

La duda es la jactancia de los intelectuales. José Pablo Feinmann en la edad del pavo

Aldo Rico usó la frase: "la duda es la jactancia de los intelectuales". Es evidente por tanto que un intelectual duda y él, en este caso el orangután de Rico, no, en este sentido recoge la frase. El fascismo por lo general desdeña el pensamiento, lo intelectual. Lo que busca es la acción. No propone pensamiento,  arenga. Feinmann duda. Pero el problema es que no duda de este gobierno y de aquí que aparezca desbocado por todas partes a desdecirse porque descubrió que dijo lo que dijo en el lugar en que lo dijo. Esta es la contradicción que intenta resolver embarrándose cada vez en el barro de la historia o en ese marco binario del cual no podrá salir aunque quiera. 

Y yo me atrevo a preguntarle: ¿cuándo no fue binario este mundo? ¿en los setentas? También me gustaría preguntarle ¿por qué esas palabras desdeñosas para con el Che? El Che es mucho más que el foco. Seamos como el Che ante la injusticia, ante la infamia, ante la inmoralidad, ante el abuso. Seamos como el Che ante la cobardía, seamos como el Che en la rebeldía, en la defensa de los más débiles y no tengas miedo que te leímos: nadie va a hacer un foco en la reserva ecológica y si lo hiciéramos qué culpa tendría el error del Che? A tus compañeros y amigos no los asesinó el Che, lo hicieron los milicos, La Nación. ¿Qué diálogo, qué democracia fuiste a buscar ahí?

Todos nos equivocamos, a veces nos levantamos boludos. O peor: enojados y boludos o  aún peor: enojados, boludos, y con la autoestima baja. Un intelectual no es más que un individuo que descubre las contradicciones del mundo en sí mismo, en su propia actividad. Podemos decirle de todo a Feinmann. Se lo merece por boludo pero lo que no podría perdonarse es que a partir de esto dejáramos de leerlo, especialmente su realmente formidable trabajo sobre el peronismo o sus ensayos como "La Sangre Derramada".

martes, 20 de diciembre de 2011

Porterville, California, Estados Unidos de America

Ciudadana de Porterville :)=
Según la Oficina del Censo en 2000 los ingresos medios por hogar en la localidad eran de u$s 32,046, y los ingresos medios por familia eran u$s 35,136.

Los hombres tenían unos ingresos medios de u$s 31,171 frente a los u$s 23,737 para las mujeres.

La renta per cápita para la localidad era de u$s 12,745. Alrededor del 39.9% de la población estaban por debajo del umbral de pobreza.

Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Porterville_%28California%29

lunes, 12 de diciembre de 2011

Anarcocapitalismo: el enemigo de mi enemigo es mi amigo

Hablar de izquierda como un todo queda fuera de alcance. Hay tantas izquierdas como individuos. En suma la que nos interesa para el post es aquella que aún no ha podido resolver la contradicción entre la tradición totalizadora marxista y la diseminación arboricente posmoderna.

Contradicción que intenta resolver en un vuelco hacia el anarquismo. Por un lado la izquierda tradicional ve en el Estado la meta. El sitio a partir de donde con la voluntad todo es posible. El Poder entendido como un todo. No el Estado entendido como un elemento más en las relaciones de poder capitalistas, un nodo de poder entre todos los nodos de poder.

En pocas palabras una izquierda que nos dirá: si no se hace es porque no se quiere ya que en esta concepción piramidal del poder el Estado representa el ápice. Una izquierda clasista que verá la sujeción y explotación del obrero por parte de los burgueses y al Estado controlado por estos para garantizar esta situación. La otra sin embargo se aleja del concepto de clase, de partido, de representatividad.

Se centra en la individualidad. La individualidad sujetada. Tanto el Estado Burgués como el Estado Obrero sujetan. El enemigo de este nuevo anarquismo será el poder entendido como Estado ya que se asume como garante de los otros poderes. Y en esto podemos ver una coincidencia con otro actor antiestado y esta vez formidable: el Mercado.

En la formación de esta última crisis podemos ver un ejercicio admirable de contrapoder. Vemos desde hace apenas más de una década Estados devastados por este contrapoder. Por el anarcocapitalismo! Los poderosos mercados ya no sujetan, dessujetan, no necesitan al sujeto, lo expulsan. Para desatar la crisis los bancos norteamericanos debieron primero emprender la tarea de infectar el Estado. Lograr la desregulación y una vez lograda acometieron con la estafa de los CDO tan escandalosa.

Desde hace poco más de tres décadas asistimos al desmembramiento de los Estados. El desguace de los mismos que no deja más que una enorme estructura ósea inerte e incapaz de jugar un rol en la red de poder como el insecto que cae en la telaraña. En enemigo coincide la izquierda posmoderna con el mercado y nosotros ahí, tratando de apuntalar al Estado porque es la única barricada posible. La anarcoizquierda  dirá que no, que no es la única posible, aunque no podrá ni siquiera darnos un esbozo de alternativa.

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Cartas entre Alemanes y Griegos

Hace unos meses, apareció publicada una Carta Abierta dirigida a “Queridos griegos” por un ciudadano alemán de nombre Walter Wuellenweber, que como título llevaba: "Después que Alemania tuvo que salvar a los Bancos, ahora debe salvar también a Grecia. Los griegos, que primero han hecho alquimias con el Euro, ahora en vez de hacer economías, hacen huelgas..."



Queridos griegos:

desde 1981 pertenecemos a la misma familia. Nosotros, los alemanes, hemos aportado como nadie otro al Fondo común, cerca de 200.000.000.000 € , mientras que Grecia ha recibido cerca de 100 mil millones de € o sea la mayor suma per cápita que ningún otro pueblo de la UE.
Nunca ningún pueblo ayudó hasta ahora voluntariamente hasta este grado a otro y por tanto tiempo.

Son Uds sinceramente, los amigos más caros que tenemos. El caso es que no solo Uds se engañan a sí mismos, sino que también a nosotros. En esencia, Uds nunca demostraron ser merecedores de nuestro Euro. Desde su incorporación como moneda de Grecia, nunca lograron hasta ahora cumplir con los criterios de estabilidad.

Dentro de la U.E. son el pueblo que gasta las mayores sumas en bienes de consumo.
Uds descubrieron la Democracia, entonces deben conocer que se gobierna a través de la voluntad del pueblo, quien finalmente tiene la responsabilidad. No digan entonces, que solo los políticos son responsables del desastre.

Nadie los obligó a evadir durante años impuestos, oponerse a cada política coherente para reducir el gasto público y nadie los obligó a elegir los gobernantes que han tenido y tienen. Los griegos son quienes nos han mostrado el camino de la Democracia, de la Filosofía y de los primeros conocimientos de Economía Nacional. Pero ahora nos muestran un camino equivocado.

Y donde Uds. ya han llegado, no va más allá !!!


A la semana siguiente, "STERN" publica una Carta Abierta de un griego, dirigida a Wuellenweber:


Querido Walter, me llamo Georgios Psomás. Soy funcionario público y no “empleado público” como despectivamente, como insulto, se refieren a nosotros mis compatriotas y tus compatriotas...

Mi sueldo es de 1.000 € . Por mes eh? No vayas a pensar que son por día, como te quieren hacer creer en tu país. Fijate que gano una cifra que es muy inferior en euros a la tuya, que es de varios miles. Desde 1981, tenés razón, pertenecemos a la misma familia. Solo que nosotros les hemos concedido en exclusividad a Uds. un montón de privilegios, como es que sean los principales proveedores del pueblo griego de tecnología, armas, infraestructura (2 autopistas y dos grandes aeropuertos internacionales), telecomunicaciones, productos de consumo, autos, etc. Si me olvido de algo perdóname.

Te señalo que dentro de la UE somos los mayores importadores de productos de consumo que elaboran las fábricas alemanas. La verdad es que no hacemos responsables sólo a nuestros políticos por el desastre de Grecia.

Contribuyeron mucho algunas grandes empresas alemanas, las que pagaron enormes "coimas" a nuestros políticos para asegurarse los contratos, para vendernos de todo, como unos cuantos submarinos fuera de servicio, que puestos en el mar, quedan tumbados de costado.
Yo sé que aún no das crédito a lo que escribo.

Teneme paciencia, esperá, lee toda la carta y si no llego a convencerte, te autorizo a que me eches de la Eurozona, ese lugar de la VERDAD, de la PROSPERIDAD, de la JUSTICIA y de lo CORRECTO.

Estimado Walter: Pasó más de medio siglo desde que la 2da. Guerra Mundial terminó, ES DECIR MÁS DE 50 AÑOS, desde la época en que Alemania debería haber saldado sus obligaciones con Grecia. Estas deudas, QUE SOLO ALEMANIA, hasta ahora, se resiste a saldar con Grecia (Bulgaria y Rumania han cumplido en pagar las indemnizaciones estipuladas), consisten en :

1. Una deuda de 80.000.000 de marcos alemanes por indemnizaciones, que quedó impaga desde la Primera Guerra Mundial.

2. Deudas por diferencias de clearing, en el período entreguerras, que asciende hoy en 593.873.000 u$s.

3. Los préstamos obligados que contrajo el III Reich a nombre de Grecia durante la ocupación alemana, que ascendieron en 3,5 mil millones de dólares durante todo el período de ocupación.

4. Las reparaciones que debe Alemania a Grecia por las confiscaciones, persecuciones, ejecuciones y destrucción de pueblos enteros, rutas, puentes, líneas ferroviarias, puertos, que produjo el III Reich y que según lo dictaminado por los tribunales aliados, asciende a 7,1 mil millones de dólares, de los cuales Grecia no vio aún un billete .

5. Las inmensurables reparaciones de Alemania por la muerte de 1.125.960 griegos (38.960 ejecutados, 12.000 muertos por daño colateral, 70.000 muertos en combate, 105.000 muertos en los campos de concentración en Alemania, 600.000 muertos de hambre, etc., etc.).

6. La tremenda e inmensurable ofensa moral ocasionada al pueblo griego y a los ideales humanísticos de la cultura griega.

Sé amigo Walter, que no te debe gustar para nada lo que te escribo. Lo lamento...
Pero más me molesta lo que Alemania quiere hacer conmigo y con mis compatriotas.

Amigazo Walter: en Grecia operan 130 empresas alemanas, dentro de las cuales se incluyen todos los colosos de la industria de tu país, las que tienen ganancias anuales de 6,5 mil millones de euros.

Muy pronto Walter, si la cosa sigue así, no podré comprar más productos alemanes, porque cada vez tengo menos dinero.

Yo y mis compatriotas crecimos siempre con privaciones; lo vamos aguantar, no te hagas problema. Podemos vivir sin BMW, sin Mercedes, sin Opel, sin Skoda. Dejaremos de comprar productos de Lidl, de Praktiker, de IKEA.

Pero Uds, Walter, cómo se las van a arreglar con los desempleados que dejará esta situación que por ahí, los obligue a bajar su standard de vida, sus autos lujosos, sus vacaciones al exterior, sus excursiones sexuales a Tailandia?.

Uds (alemanes, suecos, holandeses y restantes “compatriotas” de la Eurozona) pretenden que nos vayamos de Europa, de la Eurozona y no sé también de donde más.

Creo firmemente que debemos hacerlo, para salvarnos de una Unión que es una banda de especuladores financieros, un equipo en el cual jugamos, si consumimos los productos que Uds ofrecen: préstamos, bienes industriales, bienes de consumo, obras faraónicas, etc.

Y finalmente Walter, debemos “arreglar” otro tema importante, ya que vos también, sos deudor de Grecia:

¡EXIGIMOS QUE NOS DEVUELVAN LA CIVILIZACIÓN QUE NOS ROBARON!!!

Queremos de vuelta en Grecia las inmortales obras de nuestros antepasados, que guardan en los museos de Berlín, de Munich, de París, de Roma y de Londres.

Y EXIJO QUE SEA AHORA!!! Ya que si me muero de hambre, me quiero morir al lado de las obras de mis antepasados...

Cordialmente

Georgios Psomás

jueves, 14 de julio de 2011

¿Triunfalismo de Macri?

Las elecciones porteñas fueron un shock. Ante el triunfo de Macri anonadamiento, confusión, ininteligibilidad. La política no volvió. La síntesis superadora de los 90's no se dio. El 47 % de una de las ciudades más ilustradas del país elegía el domingo al FMI. A los bancos, la crisis, la concentración de la riqueza, la precarización laboral, la entrega del patrimonio, el desempleo, la pobreza, la inseguridad; algo que aparece tan evidente para tantos y sigue oscuro para la mayoría. La sensación es el sinsentido ante lo irracional. 

Es la impotencia de no hacerse comprender. El gasto inútil de la palabra echada al viento, la soledad de la conciencia del naufragio y nuestra advertencia pedantemente desoída. Desesperación: con el triunfo de Macri damos un paso más hacia Grecia o hacia nuestras propias pesadillas y nos hallamos impotentes: no se puede combatir contra la irracionalidad o seremos nosotros los equivocados y el 47% de los porteños son banqueros y empresarios. 

Cuando a alguien le va bien es "meritocracia" decía @la_pipi. Es decir mérito propio, cuando le va mal es culpa del gobierno. Las mejoras objetivas en la calidad de la amplia población tampoco pareció funcionar, más bien lo contrario: sólo pareciera haber conciencia de uno y su realidad cuando se está en el suelo. Cuándo toda la fantasía se diluye y "piquete y cacerola" se vuelven una misma lucha. 

Luego lo otro: "el banquero" ante el espejo barato cuyo traje le costó el 40% de su sueldo. La angustia no pareciera ser por la derrota electoral del domingo, no en sí misma, sino por la realidad a la que nos arroja y que creíamos haber superado.

miércoles, 29 de junio de 2011

Ajó, ajó... Mamá, papá ... Bueno, malo... Hay que matarlos a todos!

¿Cómo puede ser? Que se vote a Macri por ejemplo. Que se crean en los delirios de Carrió. Que se siga viendo TN. Que no voten a la, con seguridad, política más inteligente que hemos tenido en la historia alegando la corrupción como si Macri no estuviera procesado y los radicales y "progres" demostrado de lo que son capaces en este sentido en el gobierno de la alianza. Como si solo en la versión popular del peronismo pudieran habitar funcionarios corruptos. ¿Vieron el lanzamiento de Graciela Camaño? Ella denunciando corrupción. ¿Por qué mucha gente le cree? Vamos: ¿por qué la gente vota contra sus intereses?

¿Qué es la ideología? Para hacerlo simple son el par de anteojos a través de los cuales vemos el mundo.

¿Ah que usted no tiene? ¿Cómo explica entonces que veamos en un hecho dos cosas diferentes? El hecho está ahí, no dice nada, es simple presencia vacía. Un chico pobre pide una moneda en la calle y punto. ¿Qué dice esto? Nada. Ahora esa imagen llega a nosotros a través de los filtros, las lentes con las cuales leemos la realidad, en este caso el chico que pide. Así dos personas reaccionan de distintas maneras: !A estos negros hay que matarlos a todos! dice uno mientras otro lo ayuda. ¿Vieron, ven acaso lo mismo? No y está claro. Todo lo que vemos es a través de estos conjuntos de herramientas que usamos para leer la realidad. "No tienen trabajo" vs "Son vagos que no quieren trabajar". Y no crea que cada quién ve el mundo a través de sus propios ojos y hay tantas realidades como personas, no, lo psicológico influye pero las pautas de lectura son pocas y están establecidas y están ahí cuando nacemos. Las aprendemos no las inventamos.

El hombre es arrojado al mundo. No es una metáfora, lo digo (bah la fenomenología de Husserl de aquí Sartre y Heidegger lo dicen) literalmente. Veamos: cuando uno nace sale al mundo de entre las piernas de su madre, o por cesárea. Nos agarran de la cabeza o las piernas y afuera. Nos tiran ahí, al mundo. Pero el mundo no es nuevo, ya está ahí bien formadito cuando nos arrojan en él. Hay gente que vive, que ya es grande, que mira el mundo de determinada manera. Ahí están nuestros padres: primero ajó y luego: esos son todos negros, hay que matarlos a todos. Sí, a eso quería llegar: la ideología se aprende como se aprende la lengua que hablamos. El mundo, al humano recién llegado se lo cuenta, se le explica. De aquí que Heidegger diga nos arrojan a la existencia inauténtica, aquella en la que el hombre se alejó del ser, piensa lo que tiene que pensar, dice lo que hay que decir, compra lo que hay que comprar, le gusta lo que le tiene que gustar, vota lo que hay que votar.

Retomemos, "ajó, ajó", "mamá, papá", "bueno, malo", "hay que matarlos a todos". Efectivamente, dio en la tecla: la ideología se adquiere a través del afecto, es afectiva, no hay racionalidad en ella. Vamos, dejémonos de joder con lo racional ¿si el hombre fuera un ser racional no habría discrepancias no?

¿Vio que a veces uno está discutiendo política con alguien de manera muy racional y se enoja como si lo hubiéramos herido de una manera imperdonable? Bueno efectivamente con nuestro argumento lo herimos, le dimos donde más le duele: sus constitución afectiva, su infancia, sus viejos. Así funciona, es como el equipo de futbol, si tu viejo es de Boca probablemente vos también lo seas. Bueno mi viejo es de River yo de Independiente. Hay casos, claro que sí pero son más la excepción que la regla. ¿Usted se imagina que los hijos de Mariano Grondona son populistas? En general de casa gorila salen hijos gorilas etc. Esto es a lo que se refería Saramago con "soy un comunista hormonal".

La ideología, esos anteojos invisibles pero inevitables a través de lo cuales leemos la realidad permanece enlazada a nuestra constitución afectiva. Cometemos un error grave al pensar que el debate ideológico, es decir el debate sobre el mundo, sobre la política, sobre la historia, la economía, los hechos cotidianos, la noticia etc. es racional. Siempre tiende a primar lo afectivo. Digamos, podemos debatir sobre la belleza de la luna sin que nadie se arranque los pelos ah pero debatir sobre una política económica no es cosa simple, lo más seguro, si no es de los nuestros, es que terminemos con incidentes. Y el problema, lo violento del debate es la creencia de que se está en terreno racional. Esto es como tratar de convencer a través de argumentos que un boquense se haga de River o viceversa. Puede haber casos pero no es la regla repito.

Pero retomemos. Los anteojos de la ideología no lo construimos nosotros, nos lo ponen de chicos y no hay muchos modelos, por lo general son dos, o tres no más que eso pero hay un modelo de anteojo, una marca, que se impone, que domina el mercado. La ideología chorrea hacia abajo decía Louis Althusser. Es decir que la ideología a la suscribe la clase dominante, la forma en que esta ve el mundo es la que domina, así el tipo que está 12 hs arriba de un tacho mira el mundo de la misma manera que el que lo explota. Y no se trata de que este aspire a ser el otro. No se trata de votar a Macri porque quiero ser como Macri sino que al adscribir ya soy Macri. No voto a Macri para llegar a ser como él sino que al votarlo yo pienso que soy él, que estoy votando a uno de los mios.

Ahora bien, podemos decir que nosotros somos un poco más racionales que ellos y seguramente tendemos a miradas más profundas pero no nos escapamos de lo afectivo. En última instancia, la mayoría, no hemos elegido tampoco ver el mundo de la forma en que lo vemos, al fin y al cabo la injusticia de este mundo primero la sentimos, después justificamos lo que hacemos o dejamos de hacer al respecto.

domingo, 26 de junio de 2011

El Poder en Decadencia y Su Esperanza Cíclica

Respuesta a la columna del 26/6/2011 de Álvaro Abós; publicada por el diario El País de España.   SITIO:  http://t.co/n6fDAE2




…”En el ocaso del imperio romano, Marco Aurelio se consolaba acerca de cómo todo lo que ahora pasa, ocurrió ya en el pasado, y volverá a acontecer en el futuro…”

                                                                                                              Edward Carr 

Sustituir una visión lineal de la historia por una teoría cíclica es la típica ideología de un “poder” en decadencia. 

En la Divina Comedia, primera descripción del infierno, Dante dibuja la idea de un averno circular. Aquél que es condenado, estará per se, condenado a la eterna repetición.

¿Cuál es el infierno de eterna repetición que vivimos los Argentinos hoy?

Pareciera ser que el mejor sinónimo para este averno; es asegurar que Cristina es la repetición de Eva. Pareciera ser también, que , el histórico tutelaje del FMI y la incuestionable soberanía del mercado, medidas repetidas una y otra vez, ahora, como novedad;  en el viejo continente; no han significado para el autor otros sinónimos del eterno retorno Nietzscheano que cita, vale aclarar, como sostén de toda su teoría .

Debemos abandonar lo circular, grita desde su columna del diario El país, lo circular del populismo, claro. Debemos temerle a los fantasmas del pasado, esos que pueden volver:  El peronismo populista, mito omnipresente, según lo define. Mito que, en su absolutismo, elimina toda posibilidad para la subjetividad de la percepción. 

Decía Berkeley  que cuando se habla de un objeto “real” en realidad se habla de la percepción de ese  objeto, en tanto los cuerpos no son más que haces de percepciones. Sin embargo, Abós entiende que , por alguna característica no abordada, ni explicada, ni analizada, aquellos sujetos de la percepción, entienden sin dilaciones esta “repetición” de la que habla. Cristina = Eva.

Es curioso, jugando a la ingenuidad diremos que es “llamativo” que el autor ejemplifique la supuesta “repetición”  desde la oratoria y no desde el quehacer político. 

Podríamos decir en que se parece, ya no Cristina, sino el Kirchnerismo; ya no a Eva, sino al primer Peronismo. Podríamos citar miles de ejemplos. Estoy segura de que, nuestros extensos textos no guardarían siquiera una línea para referirse a la oratoria de los mandatarios, sino más bien nos dedicaríamos a describir, el sin fin de medidas políticas aplicadas por ambos movimientos. Y si quisiéramos comparar a Cristina con Eva, diríamos sin duda que se parecen en el objetivo. Un objetivo claro y definido que las enfrenta necesariamente con ese poder en decadencia. 

No se trata de que ellas sean o hayan sido, en el caso de Eva;  efectivamente  crispadas, desbordantes  o tormentosas. Este adjetivar, con pretensión hegemónica, le pertenece a ese poder que “nomina” desde sus diversos soportes; en la incansable pretensión de colonizar subjetividades.  ¿Cómo lo intentan? REPITIENDO!  

¿No es por lo menos extraño, que en la cruzada del autor por abandonar la repetición, repita la terminología de ese poder que; mientras reproduce densas columnas, está esperando volver?
¿Cuál es la Quimera que propone? ¿O debería mejor preguntar, abandonando toda  ingenuidad ; ¿Cuáles son las cosas que no debemos repetir? O mejor dicho. ¿Qué cosa es ”nominada” como repetición y que cosa  no lo es ? Me parece que por ahí va la cosa. ¿No? 

¿España, Grecia. Irlanda, Portugal, Italia por ejemplo; no están repitiendo? 

Los ajustes del FMI , el reinado del mercado, el desguace del Estado, la desocupación, la concentración de la riqueza, la explotación; el salvataje a los bancos , los fondos volátiles, el endeudamiento, la monarquía del capital financiero. ¿Todo esto forma parte de la “historia circular o lineal por repetición? ¿O son la salida de la única caracterización de repetición que se está considerando?

La historia es un diálogo con el pasado, un diálogo desde el presente que constantemente necesita reinterpretarlo porque lo que se es no es una cristalización, una repetición fantasmal de lo que otro fue. ¡Nadie es lo que fue pues el que regresa ya no es el mismo!

 La Argentina hoy habla con su pasado desde sí y es justamente esta fuerza del presente lo que le ha permitido dejar atrás las repeticiones, aquellas que efectivamente la han condenado y cuyos artífices y plumas representantes prefieren hoy ocultar.

…"El gran hombre de una época es el que sabe formular con palabras el anhelo de su época, el que sabe decir a su época lo que ella anhela, y sabe realizarlo. Lo que él hace es corazón y esencia de su época; él da realidad a su época…"
Hegel,  Filosofía del derecho

Escrito en colaboración con @nemesis273 http://esegastoimproductivo.blogspot.com/

martes, 21 de junio de 2011

Hay Hollywood para todos

Para qué se ve cine me pregunto y quizá los yanquis me hayan acostumbrado a decir: por divertimento. Cine pasatista lo llaman. Cine chatarra, siempre en inglés. Hollywood pareciera la medida de todo. Conocí una alemana hace unos años y me sorprendí de lo dulce que sonaba el alemán. Claro si el alemán que siempre había escuchado era el de un sacado oficial de las SS gritando a través de un altoparlante en un campo de concentración.

Hay una serie de películas donde el bien lucha contra el mal que pude ver en estos días. Se tratan de la famosa batalla Dios vs el diablo. Exorcismos, ángeles y demonios en un ambiente oscuro y medieval superpuesto a esta época. Este tipo de películas está relacionado con nosotros, los latinos y aquí vamos a la cuestión: siempre, invariablemente en la película tiene que haber un cura católico. Nunca vamos a ver a un pastor protestante, siempre un cura, una monja, un católico. Es el mundo primitivo, el mundo mágico, aquel mundo que no ha salido de la oscuridad. El escenario puede ser EEUU pero esa realidad superpuesta poco tiene que ver con ellos. Es el mundo del más allá, del más allá de la frontera, el resto de América.

¿Cómo es un japonés? Ingenuo y algo boludo. Los ingleses ciertamente afeminados, los franceses licenciosos, viciosos abocados a los placeres. ¿y los árabes? peores que nosotros que si bien primitivos por lo menos parecemos más sumisos. Me acuerdo de la alemana, pucha no sonaba como a través de un altoparlante metálico, ni gritaba, ni era fascista. Ni tampoco he visto demonios volando con sus alas de murciélago por mi casa ni que la gente se ponga narices rellenas de paja cuando hay gripe.

Si Hollywood es el ojo del mundo a través del cual los pueblos nos miramos mutuamente me queda una tremenda duda ¿y si no sólo miramos a los demás a través de este ojo sino a nosotros mismo?

sábado, 18 de junio de 2011

Lanata: en el mundo se nos cagan de risa

Encontrado en la web, me llamó la atención. Periodistas españoles lanatizados o la lanatanización del periodismo.

Tenembaun: "Odio el Twitter, me parece una cagada:" http://bit.ly/lQbdS7

domingo, 12 de junio de 2011

Internas del Partido Obrero

Cuando nosotros nos morimos no vamos a la Rosada

El fetichismo de la Rosada, a la izquierda:

La Rosada, el centro de irradiación, la casa misma del poder, la cúspide, la totalización de la política. Qué fetiche no? Si llegáramos a la Rosada nada nos puede ser imposible.

Quizá parte de los errores garrafales de la izquierda provengan de este extraño fetichismo. "Si se ha llegado ahí y estando ahí nada puede ser imposible, el gobierno no tiene excusa".

Para nosotros la Rosada toma quizá una dimensión más realista, recién allí comienza la política, la verdadera, la que tiene que lidiar con los mosntruos. Agarrarse como se pueda y de donde se pueda para resistir los huracanes. Nuestra Rosada es un fortín sitiado y no hay peor traidor al pueblo que aquellos que se encuadran con estos sitiadores carniceros.

La Rosada ahí, casita al viento con nuestra hermosa compañera resistiendo los embates, tratando de hacer de este horroroso sistema algo menos cruel, de quitarle algo de atrocidad y ahí los otros, los que dicen defender al pueblo abrazados con el monstruo y los otros, a los que la contradicción se les hace carne. No pueden, por principio, por afecto a lo que se es, a “lo que hicieron de uno”. Hay que oponerse, no poner en juego nuestra constitución óntica, aquello que amamos desde chicos, aquello que nos determina. La conciencia tranquila ante todo.

Cuando nosotros nos morimos no vamos a la Rosada

lunes, 30 de mayo de 2011

Dioses de paja y madera. La Economía

Se sabe que un poder necesita instalar una ideología para legitimarse. Un conjunto de creencias que se promocionan de tal manera que encajen en la lógica de aquellos que a través de estas se subordinan de manera natural a ese poder. Una de estas creencias en la ideología neoliberal fue la de asumir la economía como entidad inapelable. Se la enmascaró de ciencia dura y se fue aún más allá. Se le dio entidad divina: la economía no se equivoca sino los hombres.

Esto le permitió salir ilesa de las calamidades que creó. El culpable era el hombre que no sabía aplicar los dogmas. El libre albedrío: Dios nos dice qué está bien y que está mal luego el hombre elige. La evaluación al final de la década del 90 fue: todo salió mal por la corrupción. Así llega De La Rua que promete mantener la economía pero sin la corrupción y la banalización farandulera de su predecesor que había llevado al país a una situación insostenible. De La Rua hizo los deberes: vino el fondo, se lo hizo caso pero todo salta por el aire. Hablamos entonces de ineptitud. El kirchnerismo llega a confrontar no sólo la ineptitud o la corruptela de sus predecesores sino al propio Dios.

Lo desenmascara y detrás de él aparecen los hombres. Hombres con intereses bien mundanos. Comete contra él la peor herejía: lo subordina a la política. Así sale agitadamente la caterva opositora a denunciar que Nestor Kirchner maneja el ministerio de economía. Porque, efectivamente, la economía nos había acostumbrado a que un presidente estaba por debajo del ministro de economía. El ministro era nuestro nexo entre Dios y el habitante del país padeciente. Los economistas neoliberales salían (y salen) a explicarnos lo que del cielo bajaba. El lenguaje era el de la profecía. A través de ellos Dios hablaba y amenazaba con calamidades sino se le obedecía.

Recuerdo esas películas en donde la civilización llegaba a un poblado extremadamente primitivo y para hacerlo parecer aún más primitivo mostraban la adoración de lo más insólita de un ícono de paja y madera y ojos terribles a través del cual se los tenía sujetos cual zombis. Pues bien, no se estaba muy lejos de esto. Los norteamericanos creen que la salud pública es cosa de comunistas por eso no la tienen. Valga aclarar que muchos de ellos van a atenderse al marxista-leninista Canadá como lo hacen aquí desde algunos países hermanos a quién el ex-Dios del cual tratamos les hizo creer, como a los norteamericanos, que en temas de salud lo más democrático era que para curarse había que pagar.

A diferencia del otro Dios, el que nos deja el libre albedrío, este vive hablando. Imprimiendo tabla tras tabla de mandamientos, tantos que no damos abasto: no te opondrás al patentamiento de especies marinas, no producirás medicamentos genéricos, no intervendrás en los mercados, no invertirás dinero que podría ser mío en reducir la pobreza, concentrarás la riqueza, eliminarás el riesgo de las finanzas haciéndote cargo de las pérdidas etc etc etc etc.

A diferencia de la otra iglesia esta celebra misa todos los días, a toda hora y especialmente de 20 a 24 hs en la que consigue mayor audiencia. Pero ya parece no asustar a tantos. Dicen que un Dios se vuelve mortal cuando de a poco se deja de creer en él. Con Nestor Kirchner "vuelve la política" y qué es la política sino la herramienta transformadora de los pueblos. Pareciera que cuando los pueblos la abandonan afloran falsos dioses que nos sumen en un estado hipnótico de vulnerabilidad. Sin la política el hombre pierde ontología solo así se explica que el pueblo haya sido usado por la economía para sus fines y no el pueblo usado la economía para los suyos.

sábado, 7 de mayo de 2011

Los grandes hombres

"El gran hombre de una época es el que sabe formular con palabras el anhelo de su época, el que sabe decir a su época lo que ella anhela, y sabe realizarlo. Lo que él hace es corazón y esencia de su época; él da realidad a su época."

Hegel, Filosofía del derecho

domingo, 1 de mayo de 2011

Los gorilas del interior: más allá de la General Paz...

A mi si hay algo que me agrada es leer a los gorilas del interior cuando nos dice lo de la Gral Paz... Supongamos: este gobierno es malo porque nosotros no cruzamos la General Paz o nosotros desde este lado de tal avenida no podemos ver la "realidad". Quizá sea una ironía de los que nombran a las calles que le hayan puesto el nombre de un unitario. De este lado los que estamos con el General Paz. El borde, el límite con la barbarie que él simbólicamente convertido en avenida protege. Del otro lado la barbarie, las bestias federales. Las bandas de los Pancho Ramírez, José Artigas, los Chacho Peñaloza.

Los ejércitos de la oligarquía porteña, como dice Alberdi, colonizaron el interior. Ahí quedó la cabeza de Ramírez en un frasco para que dure su muerte, la mujer del Chacho humillada por los soldados de Mitre, Facundo en el extraño aggiornamiento neoliberal de Me*em.

Pero esta colonización no ha dejado las cabezas federales en picas a pudrirse al sol. No solamente, dejaron pudrir con ellas sus ideas reemplazadas por las de emanaron de los Mitre, los Sarmiento. Más allá de la General Paz habita Mitre aún con más fuerza que en Buenos Aires. Del Chacho Peñaloza solo quedó la imagen ahí con su vincha y su mirada clara. A su boca sus hijos la callaron o algo peor, hoy el Chacho parece decir: no ahorre sangre de gaucho...

Esta, la peor de todas las colonizaciones. La que hizo que muchos hijos del interior reivindiquen la imagen de los grandes caudillos a quienes silencian poniéndole  la voz de quienes los destruyeron.

De este lado de la General Paz habita Mitre tanto como en un campo de Carlos Casares o en el interior profundo, lo que es aún más imperdonable.

lunes, 25 de abril de 2011

Política, estrategia y formación histórica

Veía el otro día en Encuentro un reportaje a Borges. "Qué mal anda la literatura si soy, como me dice, el mejor escritor" le dice al periodista entre otras muestras de lo que aparenta ser simple humildad. Dolina dice por ejemplo: "uno que aspira a la inteligencia..." Uno nunca se asume o, en todo caso, lo hace con prudencia. 

Al decir Dolina "uno que aspira a la inteligencia" en vez de: "uno que es inteligente" se resguarda evidentemente de cualquier aprieto, de cualquier evidente traspié intelectual. Podría uno hablar de humildad o mejor de una falsa humildad pero no hay nada de aquello en esto. Aquello que aparece como humildad se trata simplemente de un resguardo. Borges no se asume como el mejor escritor de ese año en la entrevista, es inteligente. 

Si para gustos los colores ¿acaso era el mejor escritor?. Dolina no se asume inteligente sino que aspira a la inteligencia. Quiero decir que evidentemente uno siempre está en proceso, afirmarse en algo es totalizarse en la conclusión, convertirse en boludo, en pedante! El boludo no sabe que es boludo y esta es la condición sine qua non del boludo. ¿Y si la condición necesaria es esta cómo sabemos entonces nosotros qué no lo somos? No lo sabemos y por lo tanto no podemos asumirnos por sobre nadie o por sobre nada.

Perón decía: "nosotros seremos malos pero los otros son peores", yo suelo usarle la frase en las batallas con la derecha, -ok-, digo, -nosotros somos malos pero ustedes son peores-. Lo cual es verdadero. Inteligente el General: asumirse como "bueno" es hacer agua por todos lados, ahora asumirse apenas mejor que los otros les cierra a estos toda posibilidad, el diálogo concluyó: jaque mate. ¿Acaso alguien, y mucho más en política, puede ser del todo bueno? Si cómo decía Sartre "hacer política es hundir los brazos en el estiércol" puede uno asumirse como bueno? El Che quizá haya sido el único pero nuestra época es la del estiércol, del "nosotros somos malos pero ustedes son peores". 

La política es estrategia y esta se da sobre un tablero tal como en el ajedrez. Si Me*em sirve para que se "quede dormido" y no vaya al senado y esto nos permite una ley que beneficia a millones ¿es válido transarlo? Al fin y al cabo como le contesté a Pato Bullrich: "nosotros nos quedamos con el cadáver viviente ustedes con sus políticas". Aggiornamiento claro de la frase de Perón. Pues bien para la política hay que ser un buen ajedrecista, un ajedrecista que no sufre arcadas por tener que mover piezas cuya sustancia es la mierda misma más repugnante. No es claramente un debate histórico entre historiadores como en esta lógica actual de revisión podría parecernos. Hasta la historia es una pieza más en el tablero de la estrategia y se mueve más como caballo que como alfil.

Saber la historia qué puede garantizarnos si al fin y al cabo no es más que un continuo diálogo entre el pasado y un presente siempre cambiante. En política los intelectuales suelen cometer quizá más errores que los políticos. Y hasta dudo que un intelectual pueda ser un gran estratega. Como sea, nos hacemos al andar, la política, el saber, lo que somos es puro andar. No hay otra cosa. La historia del mundo resultó no ser lineal y seguramente de esta concepción nos quede el sabor de que los hechos son un encadenamiento necesario de causas que desembocan en determinado fin. No hay nada de esto. 

La historia no se repite ni es científica, ni avanza autoconsciente y siempre que nos da protagonismo nos sienta a jugar en una partida ya empezada y para peor, cuando están a punto de darnos mate. Que quede claro, hay que formarse, conocer la historia pero sin sacar la vista del tablero que al fin y al cabo nadie escribió su primer libro recién cuando llego a ser el mejor escritor!
Related Posts with Thumbnails